Ir al Inicio - Club Baloncesto Ciudad de Ponferrada

LEB PLATA, GRUPO «OESTE» (JORNADA 8): CB MORÓN 96-CAT&REST INTRAGÁS CLIMA CDP 78

LECCIÓN PARA EL FUTURO

EL EQUIPO BERCIANO PAGA UNA MALA PRIMERA PARTE QUE SUPUSO UN LASTRE EXCESIVO ANTE UN MUY BUEN RIVAL

 

CB MORÓN (27+27+16+26): Guillermo Corrales (20), Diego Gallardo (13), Joshua Steel (7), Alejandro Rodríguez (2) y Shota Gelazonia (9) -cinco inicial- luego Adam Dieball (8), Sergio Cecilia (9), José Antonio Marco (16), Ángel Vázquez (4), Juan Oliva (8) y Daniel Rodríguez (0).

CAT&REST INTRAGÁS-CLIMA CDP (17+15+25+21): Luis Ferrando (5), Daniel Stefanuto (10), Rafa Casanova (5), Sean McDonell (15) y Kerwin Smith (17) -cinco inicial- luego “Andy” Ramírez (5), Alex Laurent (14), Joel Tshilumbu (2), Stefan Vlahovic (4), Diego Soárez (1) y Ángel Infante (0).

ÁRBITROS: Chiva López (Cataluña) y García Martín (Madrid). Sin eliminados por personales. Señalaron una antideportiva (min. 12) y una técnica (min. 22) a Shota Gelazonia por lo que fue descalificado. También señalaron una técnica seguida de una descalificante a Juan Oliva (min. 23).

PARCIALES: 11-10 (5’), 27-17 (10’), 38-24 (15’), 54-32 (descanso), 60-47 (25’), 70-57 (30’), 85-69 (35’) y 96-78 (final).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 8 del grupo “oeste” de LEB Plata disputado en el pabellón “Alameda” de Morón de la Frontera. Lleno. A los dos minutos del comienzo del partido, se tuvo que detener durante algo más de media hora debido a la grave lesión del capitán de CB Morón, Alejandro Rodríguez


 

El mítico entrenador de fútbol de la extinta Yugoslavia, Vujadin Boskov, acuñó una frase que perdura en el tiempo: “querer ganar partidos sin bajar del autobús”. No fue en absoluto lo que ocurrió a Ciudad de Ponferrada, cuya plantilla iba muy concienciada de la dificultad del partido ante una gran plantilla y en uno de los pabellones más difíciles de la liga, sin embargo, salió a la cancha con un punto de intensidad menor al del CB Morón, lo cual te condena en esta competición y si tienes delante a un rival de la entidad de los sevillanos.

Antes de entrar en lo que fue el partido en sí, hay que remarcar que todo pasa a un segundo plano, después de la grave lesión del capitán de CB Morón, Alejandro Rodríguez, cuando habían pasado apenas dos minutos y el marcador reflejaba un 2-4. Cosas como éstas nos dejan con muy mal cuerpo y aquí lo principal siempre es desearle una pronta recuperación y que rápidamente vuelva a estar dando “guerra” en las canchas.

El encuentro se tuvo que detener durante algo más de media hora hasta que llegó la ambulancia y pudieron trasladar al jugador, además de un posterior “mini calentamiento” del que dispusieron ambos equipos.

Afrontar un partido después de ocurrir algo así no es sencillo. Hay conjuntos que se vienen abajo cuando sucede una grave lesión a uno de sus jugadores y los hay que canalizan la tristeza y rabia en motivación extra como fue el caso ayer del equipo sevillano.

El caso es que después del parón el CB Morón entró a la pista con un punto extra de intensidad que pilló a contrapié a Cat&Rest Intragás-Clima CDP. Fue en los últimos cinco minutos de este primer cuarto, cuando los exteriores del equipo local (principalmente Gallardo y Corrales) empezaron a ver aro con gran facilidad, pasando del 8-10 a un parcial de 19-7 que dejó la primera ventaja de diez puntos al acabar el primer periodo (27-17).

Los bercianos no se encontraban cómodos en ataque y en defensa no se estaban leyendo adecuadamente situaciones como la del bloqueo directo, lo que hacía que CB Morón anotase con relativa facilidad, mientras que por los bercianos eran Alex Laurent y Kerwin Smith principalmente los que impedían que la diferencia aumentase en el comienzo del segundo cuarto. Sin embargo, antes del descanso, los locales pegaron otro estirón que terminaba por romper el choque demasiado pronto.

De hecho, un 9-1 en los últimos dos minutos estableció el 54-32 con el que se llegaba al descanso. Los sevillanos “habían olido sangre” y buscaron llegar al final de la primera parte con la mayor ventaja posible sabiendo que Ciudad de Ponferrada estaba grogui.

Acabábamos de firmar los peores 20 minutos de lo que llevamos de temporada, encajando 27 puntos en cada uno de los cuartos, cuando la defensa y la intensidad son las dos principales características de este equipo.

 

CIUDAD DE PONFERRADA FIRMA UNA REACCIÓN QUE RESULTA INSUFICIENTE

La charla de David Barrio en el vestuario sirvió para que el equipo reaccionase y se concienciase de que al menos había que subir el nivel de intensidad y corregir los errores defensivos de la primera parte.

Por su parte, en el caso de CB Morón, a pesar de la comodidad del resultado, las emociones estaban a flor de piel y en apenas un minuto veían como perdían a Shota Gelazonia y Juan Oliva. En el caso del georgiano por una técnica acumulada a una antideportiva cometida en el segundo cuarto, mientras que al ex jugador de Pardinyes se le señalaba otra técnica seguida de una descalificante directa.

En ese momento Cat&Rest Intragás-Clima CDP aprovechó para empezar a recortar diferencias apoyados en buenos minutos en ataque de Sean McDonell y Kerwin Smith para culminar un 0-9 de parcial que ponía el 60-47 en el marcador a falta de cinco minutos para acabar el tercer periodo. Los bercianos querían meterse en el partido y, de hecho, llegaron a ponerse a 11 puntos (64-53).

Sin embargo, la salida a pista del base José Antonio Marco dio templanza al equipo local y CB Morón impidió que la diferencia bajase de esos guarismos, llegándose con un 70-57 al final del periodo.

Ciudad de Ponferrada seguía intentando meterse de lleno en el partido, pero seis puntos consecutivos de Marco (incluido un triple más adicional) volvía a poner las cosas muy cuesta arriba (76-59). Fueron minutos en los que los dos bases locales (Marco y Corrales) controlaron el partido y volvía a poner la renta entorno a los 18-20 puntos de distancia.

Entre Sean McDonell y Alex Laurent volvían a reducir hasta los 14 puntos de diferencia cuando quedaban cinco minutos por delante (83-69), sin embargo el partido no tendría mucha más historia, merced al control del partido y la anotación de Marco y Corrales que coincidieron en pista en los minutos finales, llegando de nuevo a superar los 20 puntos de diferencia, llegando definitivamente con el 96-78 final.

En conclusión, un partido en el que pecamos de haber entrado al partido con un punto menos de intensidad ante un gran equipo, siendo imposible posteriormente levantar la enorme desventaja acumulada, más cuando enfrente estaban dos de los mejores bases de la competición, que acabaron controlando el partido casi a su antojo.

 

“LA AUTOCRÍTICA DEBE IR PRIMERO PARA CORREGIR ERRORES Y PENSAR EN EL PARTIDO CONTRA ZAMORA”

Antes de analizar lo que fue el partido en sí, David Barrio quiso “desear una pronta recuperación a Alejandro Rodríguez; esperemos que sea menos de lo que parece. Antes de nada somos todos personas, estaba haciendo una temporada excelente y esperemos que volvamos a verle pronto sobre una cancha de baloncesto”.

Sobre lo que se vio en el parquet del pabellón Alameda, lo principal fue que “no hemos sido capaces de estar a nivel de intensidad que ellos nos han propuesto, sobre todo en la primera parte. Hemos entrado fríos al partido, ese parón de más de media hora ellos lo han leído mejor que nosotros, han salido más intensos, no hemos sido capaces de ajustar la defensa del bloqueo directo hasta el descanso”.

El técnico de Cat&Rest Intragás-Clima CDP remarcó que “nos han hecho 54 puntos en los dos primeros cuartos, que son unos guarismos que no podemos permitir si queremos competir”. David Barrio añadió que “nuestra primera parte no tiene nada que ver con lo que veníamos haciendo en los últimos partidos y con una intensidad insuficiente si quieres gana fuera y en un pabellón como el de Morón donde gana muy poca gente, se llena hasta la bandera, aprietan muchísimo, pero eso ya lo sabíamos”.

Sobre la reacción después del descanso, el entrenador vallisoletano comentó que “hemos corregido ciertas cosas en el descanso, hemos hecho un mejor tercer cuarto, nos hemos puesto a 11 puntos, pero no ha sido suficiente. En el último cuarto Morón, destacando sus dos bases que han hecho un partido para quitarse el sombrero, han vuelto a controlarlo y se han llevado la victoria de forma más cómoda de lo que nos hubiese gustado”.

David Barrio advierte que “nosotros no somos una de las plantillas más talentosas ni más físicas de la liga, sabemos nuestras limitaciones, y si no defendemos durante los 40 minutos no podemos competir en condiciones. Es el primer partido en el que no hemos tenido opciones reales de victoria y en ese sentido estamos un poco fastidiados porque el trabajo de la semana no había sido malo, teníamos claro qué hacer, pero en algo hemos fallado”.

Por todo ello asegura que “la autocrítica debe ir primero para corregir errores pensando en el partido de Zamora, que puede que nos cuente para la clasificación en la segunda fase, aunque esto es muy largo y no se pueden hacer aún pronósticos”.

Sobre el partido que se disputará el próximo domingo, 10 de noviembre, el técnico de Ciudad de Ponferrada comenta que “Zamora está en la zona templada y tenemos que hacernos fuertes en el Lydia Valentín, y empezar a prepararlo desde ya corrigiendo errores para resarcirnos de la derrota, recuperando a la gente tocada físicamente”.

El choque comenzará a las 17:00 horas y posteriormente se celebrará el “III Magosto y degustación de ternera berciana”.

Foto: www.clubbaloncestomoron.com